Me han contratado, pero no me han dado de alta en la Seguridad Social

Desgraciadamente, es algo que ocurre más comúnmente de lo que parece.

Si te encuentras en esta situación, lo primero que tienes que hacer es dirigirte a tu empresa para ver si ha habido un error. Para que conste la fecha y para hacerlo de una manera formal, puede ser mediante Burofax o, si te quieres ahorrar ese dinero, lo puedes enviar por el correo de la empresa.

Si no obtienes una respuesta al respecto, en este caso deberás proceder a denunciar a la empresa.

Para ello es importante que tengas el contrato de trabajo, esa es la prueba principal. En caso de que no lo tengas o de que no lo encuentres, necesitas conseguir pruebas para demostrar que sí hubo una relación laboral: ropa de trabajo, tarjeta de trabajo, fotos dentro de la empresa, etc.

Posteriormente, debes acudir al Juzgado de lo Social a presentar una papeleta de conciliación contra la empresa. Si en esta conciliación la empresa no se presenta o no se llega a ningún acuerdo, deberás acudir a la vía judicial. En este paso es importante tener pruebas ya que de lo contrario podrás perder el caso.

 

Tras todo este proceso, se puede dar el caso en el que la empresa proceda al despido por haber denunciado esta situación. Si ocurre esto, el juez determinará si el empleado trabajaba en la empresa o no. De estimarlo, el empleador deberá readmitirlo y pagarle los salarios no percibidos hasta el momento.

 

Otra opción sería enviar a la empresa una inspección de trabajo. Aquí, el inspector levantará un acta sobre las irregularidades que vea en la empresa y, en caso de no tener contrato o de no estar de alta en la seguridad social, lo hará de oficio y sancionará a la empresa por esta actuación ilegal.

 

¡Ponte en contacto con nosotros si necesitas asesoramiento o que llevemos tu caso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *