Ha fallecido uno de mis padres ¿qué tengo que hacer?

La vida en ocasiones nos arrebata a nuestros seres queridos y no sabemos cómo actuar. En el caso de fallecimiento de los padres, te contamos cómo tienes que actuar.

En primer lugar, hay que acudir al registro civil de la localidad donde ocurrió el fallecimiento para solicitar el certificado de defunción. Después hay que comprobar que no exista ningún testamento por su parte, por lo que hay que solicitar un certificado de últimas voluntades ante el Ministerio de Justicia (Modelo 790) y se debe abonar la tasa correspondiente.

  • Si opta por la modalidad presencial deberá acudir al Registro de Actos de Última Voluntad.
  • Si opta por el envío por correo deberá enviarlo a la siguiente dirección:

Registro de Actos de Última Voluntad (Ministerio de Justicia)

Plaza de Jacinto Benavente, 3.

C.P.: 28012 Madrid.

Tenemos que solicitar también un certificado de seguro de cobertura del fallecido para ver si tiene algún seguro de vida.

 

Una vez que se compruebe que no hay un testamento por parte del fallecido, se acude al notario para realizar una declaración de herederos. La documentación a aportar en este caso sería:

– Certificado de defunción.

– Certificado de últimas voluntades.

– Certificado de los hijos del fallecido.

– Certificado de matrimonio del fallecido.

– DNI del fallecido.

– Declaración de 2 testigos.

 

El notario podrá pedir lo que estime conveniente para realizar la liquidación de los bienes. Tendrá que realizar un inventario de los bienes del fallecido que son los que van a formar parte del patrimonio de la heredera. (inmuebles, tierras, cuentas de banco, etc),

Posterior a este acto hay que liquidar el impuesto de sucesiones. También hay que saber que el cómputo para pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones empieza a correr desde el día siguiente del fallecimiento y que se cuenta con seis meses de periodo voluntario para la liquidación, si llegado el quinto mes aún no se ha procedido a realizar la liquidación del impuesto se puede pedir una prórroga de dicho periodo por otros seis meses más.

Y, por último, la inscripción en el registro de los bienes, cuentas del banco, etc. producto de la sucesión.

 

Si este es tu caso y quieres ayuda con todo el papeleo en este momento tan difícil, no dudes en acudir a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *