Ley de segunda Oportunidad

La ley 25/ 2015 de 28 de julio de Mecanismos de Segunda Oportunidad. Reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, o ley de segunda oportunidad como se conoce normalmente, es una ley que se creó con la finalidad de ayudar a aquellas personas emprendedoras, pequeños empresarios, que solicitaron distintos préstamos personales para iniciar sus negocios y lamentablemente fracasaron en el intento teniendo como resultado la imposibilidad de hacer frente al pago de estas deudas contraídas.

Podríamos decir que equivale a la banca rota de las empresas, pero en este caso, se aplica a las personas.

Cuando nos acogemos a la ley de segunda oportunidad, en primer lugar, debemos intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con nuestros acreedores.  Esta negociación se realizará bajo la supervisión de un juez. Si en esta fase los acreedores aceptan, los deudores podrán liquidar sus bienes para hacer frente a los pagos o, una segunda opción que se puede contemplar es pactar una forma de pago más cómoda para la liquidación total de la deuda.

En la compensación, el deudor puede compensar a sus acreedores cediendo aquellos bienes que no le sean necesarios para realizar su actividad profesional, o también, puede compensarlo con acciones de su propia empresa.

También es necesario que el acuerdo que presente el deudor contenga una forma de pago que sea viable y queda plasmada en un calendario de pagos que en ningún caso puede superar los 10 años.  No nos debemos olvidar que esta persona es deudora y que tiene la obligación de devolver las cantidades debidas, pero hay que facilitarle la forma de pago, ya que esta persona también necesita vivir y cubrir sus necesidades básicas.

Como hemos comentado, el juez tutela la negociación entre las partes, pero además se debe nombrar a un mediador concursal cuya función es de vital importancia, ya que sería el interlocutor entre deudor y acreedores.

Si después de todo el proceso de negociación no se ha llegado a ningún acuerdo, el mediador concursal podrá solicitar a su señoría el concurso voluntario de acreedores. Una vez que se ha solicitado el concurso voluntario, pueden darse distintas posibilidades, la primera es que el juez exonere al deudor parte de la deuda porque se considera que ya no tiene dinero ni activos para cancelar plenamente sus deudas, o se puede dar el caso en el que el deudor haya demostrado obrar de buena fe.

Llegados a este punto, todos nos hacemos la pregunta de que es “obrar de buena fe”. Para que un juez considere que se ha actuado de buena fe, es necesario que:

  • Se haya intentado llegar a un acuerdo extrajudicial previo al concurso.
  • Que el juez considere que la insolvencia no ha sido provocada apropósito por el deudor (administración desleal).
  • Que los 10 años previos a la solicitud del concurso de acreedores voluntario, no se haya beneficiado de la Ley 25/ 2015 de 28 de julio ni tampoco se le haya condenado por delitos relacionados con el patrimonio, falsedad documental, delitos contra la hacienda pública y la seguridad social, delitos contra el orden socioeconómico o contra los derechos de los trabajadores.
  • Que en los 4 años previos al concurso el deudor no haya rechazado una oferta de empleo adecuada a sus capacidades.

Es muy importante y tienen que quedar claro para el deudor que quedan exentas de exoneración las deudas provenientes de la Hacienda Publica y la Seguridad Social, es decir, las deudas contraídas con ambas instituciones siempre se tienen que abonar.

También debe conocer que su nombre estará incluido en el registro de morosos durante 5 años, con lo cual, a la hora de solicitar cualquier crédito, financiación, etc. ésta no va a ser posible.

Como punto final de esta entrada de blog, cabe mencionar que la exoneración sí se puede revocar y se hará en aquellos casos en los que alguno de los acreedores crea que el deudor ha obrado de mala fe, o esté obteniendo dinero en negro.  El deudor tiene plazo ilimitado de tiempo para realizar la revocación.

Si quieres más información al respecto , ¡ponte en contacto con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *